Serenazgo sin fronteras

19 Ene
Serenazgo sin fronteras, debería generalizarse

Serenazgo sin fronteras, debería generalizarse

Malas Costumbres

Las municipalidades de San Miguel, Magdalena y Pueblo Libre se han puesto de acuerdo para establecer el llamado “Serenazgo sin fronteras” y poder así perseguir y capturar a los delincuentes cuando cometen un delito en un distrito y luego se pasan a otro, donde antes no tenían facultad alguna para actuar.

Aun cuando la medida no es nueva y tampoco son éstos los únicos distritos que lo tienen, ésta resulta positiva, pues trata de superar una de las tantas limitaciones que tiene los serenos (también la Policía) para actuar rápido y coordinadamente, y frenar así los actos delictivos.

De lo que se trata entonces es de hacer mucho más expeditivo y funcional el trabajo de este personal de seguridad en los distritos, hecho que, en muchos casos, las “fronteras” distritales convierten en un factor limitante.

Bastaba que el delincuente perseguido pusiera un pie en el distrito contiguo para que los serenos y policías no pudieran hacer nada. Tenían que “frenar en seco”, por decirlo de una manera, mientras veían como los facinerosos huían, incluso, a paso lento y burlándose de la autoridad. Y si los serenos cruzaban “la frontera distrital”, corrían el riesgo de recibir alguna reprimenda de las autoridades vecinas por “invasión de su jurisdicción”. Cosas absurdas, como muchas de las que se dan en el Perú, y en particular en Lima, con un archipiélago de distritos y tantos alcaldes que más parecen reyezuelos que servidores públicos, y que han convertido los límites distritales en verdaderas murallas que terminan afectando, no a los delincuentes, para quienes las leyes, ordenanzas y normas simplemente no existen, sino a la población que se siente cada vez más desprotegida.

Si esta medida de eliminar “fronteras” entre distritos, ha funcionado y funciona en aquellos que los tienen, es lógico pensar que corresponde a las nuevas autoridades, ya no de los distritos, sino de la Municipalidad Metropolitana de Lima, asumirlo y ejecutarlo en toda su magnitud. Es decir, de lo que se trata es dar una ordenanza en ese sentido, que elimine esas “fronteras” en todos los distritos, para mejorar la seguridad en la ciudad. Lógicamente, fiscalizados siempre por las autoridades de cada gobierno local, para evitar así que algún pillo, camuflado como sereno, pueda hacer de las suyas.

Esto que puede parecer palabras solamente, porque sabemos cómo piensan y actúan nuestras autoridades y la burocracia edil, debería ir acompañada de una Escuela Única de Serenazgo, la exigencia de requisitos muy definidos, así como de una Certificación que otorguen confianza en la población en este servicio. Sería un buen paso, al menos, mientras la Reforma Policial siga siendo una ilusión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: