¿Ingenuos o caras duras?

19 Sep
Desde lo ocurrido en Cajamarca, el gobierno anda a la deriva, creando incertidumbre. Ahora, quiere enmendar la plana.

Desde lo ocurrido en Cajamarca, el gobierno anda a la deriva, creando incertidumbre. Ahora, quiere enmendar la plana.

Malas Costumbres

Desde la Cocina dejó de publicar notas el 14 de julio. Es decir, se retraso en su salida. Tengo escritas más de una decena de ellas, pero están allí sin editar y que en los días que vienen los iré subiendo a la web. Pero es un hecho que no he sacada a la luz ninguna. No lo puedo negar. Sería una insensatez hacerlo. Hoy, sin embargo, me he “atrevido” a subir esta nota porque también me parece mayor insensatez que un vocero del gobierno y que yo creía sensato, como es Vladimiro Huaroc, jefe de la Oficina de Diálogo y Sostenibilidad de la Presidencia del Consejo de Ministros (pomposo nombre ¿verdad?) afirmar que en el Perú no hay ningún proyecto minero retrasado.

“No sé las fuentes de ese estudio, pero puedo garantizar que en el Perú no hay ningún proyecto en retraso, todos están en sus etapas….”, acaba de afirmarlo hoy, con referencia a las conclusiones de la firma McKinsey & Company, cuyo director Lino Abram, dijo en la víspera que dos tercios de los proyectos mineros con Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado y que representan un valor de US$ 18 mil millones, registran un retraso de un año debido a los conflictos sociales. Es más, el ejecutivo precisó que este monto es parte de los 53 mil millones de dólares de inversión programados (42%) del 2013 al 2018.

Claro, Huaroc reconoció que el 60% de los conflictos sociales del país obedecen a temas mineros, pero aseguró -siempre en la misma línea-, que la solución de los mismos está siguiendo su curso, de lo contrario, “no tendríamos US$ 8.000 millones de inversión el año que acaba de terminar”, lo que significa que los proyectos “están siguiendo sus cronogramas”, unos en fase de exploración o construcción, otros iniciando sus EIA. O sea, todo marcha sobre rieles, todo es normal.

Lo peor de todo es que Huaroc dijo todas estas tonterías, ante los numerosos dirigentes empresariales mineros y de energía, nacionales y extranjeros, asistentes a la 31 Convención Minera – Perumin, que se realiza en Arequipa, y a los que sólo les quedó sonreír.

Yo, que no soy un experto en estos asuntos, tengo la información de que varias empresas mineras, grandes, medianas y pequeñas, han entrado en un proceso de reorganización interna, para adecuarse al periodo de “vacas flacas”, motivado tanto por la caída de los precios de algunos minerales, pero sobre todo por la tremenda desconfianza que genera el gobierno, motivado tanto por lo ocurrido en Cajamarca con Conga y la minera Yanacocha, como por las posteriores acciones del gobierno de estatizar Repsol, etc. Claro, sus líderes no lo dicen abiertamente, en ceremonias públicas, pero sí en privado. Y, lo más importante, es que lo ejecutan:  reducen personal, cancelan perforaciones, modifican sus organigramas pasando de la expansión a la austeridad, disminuyen sus utilidades, etc., etc.

Claro, todo esto lo sabe el gobierno, pero quiere pintarnos el país de las maravillas,  como suele siempre hacerlo. Y, de paso, “venderse”  Ollanta y los nacionalistas, como si fueran ellos los descubridores de la pólvora o los inventores del papel. Algo, por demás, absurdo y falto de cerebro.

Si no veamos otra perla. El gobierno ha publicado hoy un decreto para reforzar la seguridad en los aeropuertos y detener a cuanto burrier aparezca. ¡Excelente! No está demás. Pero eso lo presenta como una acción única que nunca se ha dado. Es decir, nuevamente aparecen como los “creadores de Tarzán” o los inventores de Chita.

Yo, que tampoco soy experto en estos asuntos, solo sé lo que hace muchos años me dijo un integrante del resguardo aduanero del aeropuerto Jorge Chávez, cuando cubríamos con otros colegas esa fuente y se produjo la detención de las primeras o segundas burriers. “Mira hermanito, esto es solo una finta. Mientras nosotros aquí detenemos a un burrier con un kilo o dos de cocaína, por el mar está saliendo una tonelada o más de lo mismo. Te das cuenta, esto es solo para distraer, pero nosotros tenemos que justificar nuestra chamba y mostrar que existimos….ustedes nos ayudan con esto”. Me lo dijo con convencimiento e interés. Pero también por la confianza que me tenía. Y no le faltaba razón, pues las indagaciones posteriores que hice me llevaban a la misma conclusión.

Lo insólito del caso es que, años después, me sorprendió escuchar a un ministro decir que la marina reforzaría la vigilancia en la costa porque tenían información que los narcotraficantes utilizaban lanchas y barcos para sacar la droga por el mar.

Solo me quedó reír: Jajajaja. Ingenuo ministro, recién se entera….como los de ahora!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: