Villarán necesita su maquillador

10 Jul

Preocupada por la desaprobación (F.Internet)

Preocupada por la desaprobación (F.Internet)

Ojo Avizor

Algo que se ha comentado poco de la reciente encuesta de la empresa Datum es “la foto” de la gestión de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán. Probablemente esto se deba a que la figura del presidente Ollanta Humala y de su consorte Nadine Heredia, acapararon todos los reflectores. Pero basta echarle una mirada algo acuciosa a los guarismos de la encuesta para darse cuenta que Villarán sigue siendo santa de poca devoción para la gran mayoría de limeños, pues registra 70 por ciento de desaprobación.

La encuesta de Datum muestra así que Villarán “sigue de capa caída”, por decirlo de alguna manera. De abril a julio de este año, su desaprobación aumentó en 8 puntos porcentuales, siendo su nivel de aprobación de apenas 27%.

Se trata, es cierto, de una “foto del momento”. De la percepción de la población. Una foto que puede cambiar, sin duda, pero que en el caso de la alcaldesa Villarán, parece haberse congelado en cifras altas. Hasta me atrevería a decir que más parece su “sello de fábrica”, pues después que asumió el cargo como alcaldesa de Lima, el porcentaje de rechazo a su gestión fue siempre alto.

Recordemos. Cuando ganó las elecciones parecía esas pitucas bonachonas que quieren caer simpática a todos. Siempre con una sonrisa a flor de labios, pero también mostrando empuje y carácter. Pero eso fue solo flor de un día. Luego, como que la ideología y la inexperiencia se adueñaron de la comuna y la terminaron derrotando. Su gestión sucumbió ante la ineficiencia e inoperancia y el cargo le terminó quedando grande.

Vino entonces la revocatoria. Villarán parecía tener la soga al cuello. Para salvarse no dudó en contratar al experto en marketing político Luis Favre (a propósito ¿ya rindieron cuentas a la ONPE de su millonario gastos en la campaña?). Éste le lavó la cara, la maquilló, la hizo lucir bien. Después de varios fuegos artificiales, de humo y magia, ilusionismo puro, la salvó de la guillotina política. En el interin, sin embargo, su equipo pagó los platos rotos y salió despedido. Pero todo eso es historia pasada y conocida.

En mayo Villarán mantuvo el mismo porcentaje de aprobación alcanzado en abril, 35% y en junio subió un puntito: 36%. Pero como los juegos de humo y hechizos no son eternos, sino duran poco, Villarán volvió a ser la misma. Y eso es precisamente, lo que refleja esta última encuesta de Datum Internacional.

Le está diciendo a Villarán que necesita llamar otra vez a Favre para que la maquille y le levante la imagen. Necesita de humo y hechizos para convencer a la gente de que su gestión va viento en popa, siempre adelante. De no ocurrir esto, corre el peligro de contagiar con su virus al FAI (Frente Amplio de Izquierda) que para remate, ha propuesto su reelección a la alcaldía.

Dudo mucho que las obras que inaugurará en las próximas semanas y meses, hasta el término de su gestión, puedan revertir esta “tendencia”, como para que alguien se atreva a reelegirla. Aunque en el Perú todo puede ocurrir. Probablemente dichas obras sean el somnífero que necesita con ese propósito.  No lo dudo. Entonces estaremos condenados a sufrir un segundo “castigo” de tenerla ocupando el sillón de don Nicolás de Ribera, “El Viejo”. Para entonces solo nos quedará confiar que haya aprendido la lección o persignarnos. No hay otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: