Accidentes en las pistas ¿hasta cuándo?

21 Jun

 

Así quedó el bus fatídico: 35 muertos (F. Roberto Chuquín)

Así quedó el bus fatídico: 35 muertos (F. Roberto Chuquín)

Ojo Avizor

Nuevamente las pistas se tiñen de sangre. Esta vez ocurrió en la provincia de Chanchamayo (Junín), cerca del apacible y bello distrito de San Ramón. Treinta y cinco personas perdieron la vida y otros más se encuentran desaparecidos, al caer el bus interprovincial de la empresa de Turismo Central, a las aguas del río Tarma, a la altura del kilómetro 85 de la Carretera Central.

No es la primera vez que un accidente así ocurre. En lo que va de este mes, son numerosos los accidentes registrados en las pistas, tanto en zonas urbanas como en las carreteras. Pero a diferencia de lo que ocurre en las ciudades, en donde los accidentes son por la irresponsabilidad de los choferes que manejan a gran velocidad, en franca competencia, o por estar ebrios, en los despistes en carreteras, una de las causas más frecuentes es que el chofer es ganado por el cansancio y se quedó dormido.

Según la jefa de Ositran, Elvira Moscoso, el bus de Turismo Central tenía todos sus papeles en regla (revisión técnica y permiso para circular, licencia, etc.) por lo que serán las investigaciones las que determinen la causa real del accidente.

Sin embargo, es bueno mencionar lo dicho por el licencia Luis Quispe Candia, de la ONG Luz Ámbar, quien ha precisado algunas de las medidas sustantivas que permitirían solucionar en gran parte la problemática del transporte y reducir los accidentes de tránsito.

Entre sus propuestas está la creación de una sola autoridad en el transporte y no siete como existen actualmente, desde el Ministerio de Transportes, las municipalidades, la policía, etc., hasta llegar al Ositran.

Asimismo plantea que se cumpla con el horario laboral establecido, de un máximo de diez horas de trabajo no continuo sino divido en dos turnos, es decir, de cinco horas cada uno, para que así puedan reanudar su trabajo después de haber descansado.

Plantea también mejorar las vías de comunicación con pistas bien hechas y señalización rigurosa y, al mismo tiempo, estableciendo controles electrónicos en las pistas, tal como lo tienen otros países, sobre todo en sus carreteras, para así tener una supervisión de lo que ocurre, dado que es prácticamente imposible que la policía de carreteras pueda estar en todas partes.

Igualmente propone una exigente formación de los conductores y una rigurosa supervisión de las escuelas que imparten educación de tránsito, ya que no es posible que de las 150 escuelas que existen, más de 30 hayan sido sancionadas. O que solo se establezcan 200 preguntas que uno puede ver y resolver en el portal del ministerio, cuando en Inglaterra, por ejemplo, los choferes deben responder 20 mil preguntas. Que sean 2 mil es suficiente, pero ser sumamente exigentes en la formación, ha dicho.

Finalmente plantea la creación de juzgados especializados de tránsito que se encargue específicamente de los procesos a conductores, a fin de que las sanciones se tomen con agilidad y oportunamente, y no con retraso, permitiendo así que los choferes infractores sigan trabajando como si nada hubiese pasado.

Se añadiría a todo esto, el equipamiento electrónico y la interconexión con el MTC y las SAT, de los vehículos policiales, a fin de tener en breve tiempo el récord de papeletas o infracciones de cada vehículo y conductor.  Con todo esto, se habría dado un gran paso para detener la racha de accidentes en las pistas y evitar así la pérdida de vidas humanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: