¿Quién paga los destrosos?

9 Jun

Av. La Marina ¿Quién repara estos daños?

Av. La Marina ¿Quién repara estos daños?

Ojo Avizor

Lo primero que uno repara cuando ocurre un accidente es si hubo muertos o heridos, si los llevaron a tiempo al hospital, cómo quedó el vehículo, etc., etc.  Es lo normal, porque primero están los seres humanos. Inmediatamente después se especula cómo ocurrió el accidente y hasta se hacen conjeturas acerca de cómo se incrustó en tal o cual pared o cómo derribó tal poste o semáforo, es decir en los “daños indirectos” causados.

Accidentes con daños personales y a la propiedad (F. Internet)

Accidentes con daños personales y a la propiedad (F. Internet)

Pero una vez que pasa el evento, pocos reparan en quién asume la reparación de esos daños colaterales que ocasionan los accidentes. Pocos se percatan que en la mayoría de casos, son las mismas municipalidades las que tienen que hacerlo, para lo cual  destinan recursos que bien podrían estar dirigidos a otros fines. Es más, hasta me atrevería afirmar que la gente asume como algo normal que sean los gobiernos locales los que asuman la reparación de esos daños que causó un imprudente chofer de micro, combi o particular.

Y esto es así porque en la práctica, son muy pocos los casos en que el causante del accidente asume la reparación de los daños que ocasionó. Algunos casos llegan hasta el Poder Judicial, y ahí, todos sabemos, es la de nunca acabar.

La historia se repite cuando se trata de manifestación públicas dizque “pacíficas”, incluyendo los clásicos de fútbol, que terminan destrozando bienes públicos, pero también bienes privados. La diferencia está en que en éstos últimos casos son asumidos por los mismos vecinos: rotura de vidrios, parabrisas, robos, pintarrajeo de paredes, etc. ¿Por qué? Por varias razones. Primero, porque se trata de una turba en donde es “muy difícil” ubicar a los responsables (esto no ocurriría si hay cámara de video vigilancia por todas partes, pero sobre todo, una disposición persecutoria de la autoridad de ubicarlos y que asuman su responsabilidad). Segundo, porque la mayoría de familias no necesariamente tienen aseguradas sus propiedades sean casas, vehículos etc. Y tercero, porque como la gran mayoría no cree en la policía ni el Poder Judicial, no hace la denuncia, porque lo considera una pérdida de tiempo y dinero.

Más destrosos

Más destrozos en La Marina.

Obviamente, una sociedad ordenada, no ideal ni utópica, como la de algunos países vecinos, no permitiría este tipo de actos. No permitiría que sea la comuna o mejor dicho, los contribuyentes de un distrito, quienes terminen pagando los “platos rotos” por los daños causados por un particular borracho o  drogado, que comete tamaña tropelía después de una juerga; tampoco por un microbusero abusivo y grosero. O por una turba de desquiciados y fanáticos que recurren a estas acciones nada deportivas, muchas veces en forma premeditada.

Aplicaría, según los casos, acciones persecutorias y drásticas a quienes se niegan a asumir su responsabilidad por los daños causados. Y daría también facilidades a quienes descubiertos infraganti, se arrepienten y asumen su responsabilidad. Pero unos y otros tendrían que pagar, sí o sí, y si no tienen dinero, con trabajo comunitario, pero de verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: