“Prohibido voltear a la izquierda” o como hacer las cosas a medias

13 Abr

Ojo Avizor

“Llegó el reordenamiento vehicular a la avenida Javier Prado”, reza una infografía de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) que explica gráficamente el octavo reordenamiento vehicular en esa vía (desconozco las otras siete), el que prohíbe a los conductores voltear a la izquierda en varios puntos estratégicos de esa transitada arteria en la parte del distrito de San Isidro, donde hasta hace poco se producía gran congestión de vehículos.

La medida está vigente desde el pasado 2 de abril y, como es lógico, generó confusión y reclamos de muchos distraídos conductores que no estaban advertidos de la ordenanza municipal y sí acostumbrados a voltear a la izquierda como lo venían haciendo por años.

Pero las cosas han cambiado para bien desde entonces en la Javier Prado, pues la medida ha ayudado a hacer algo más fluido el tráfico en esa arteria, sobre todo en horas puntas. Pero también es bueno decirlo, las cosas han cambiado para mal para los vecinos que radican en las inmediaciones, en las calles transversales y paralelas, pues este solo hecho de prohibir voltear a la izquierda a muchos vehículos, incluyendo los del servicio público, ha obligado a éstos a escoger a su libre albedrío, otras rutas para llegar a su destino.

De esta manera, muchas calles que eran tradicionalmente apacibles soportan ahora el paso obligado de numerosos vehículos con el consiguiente aumento de la contaminación, ruido y molestias de todo tipo, tal como se podrá apreciar en el video que reproducimos y que fue dado a conocer una semana después de que la ordenanza entró en vigencia.

Pero no es ese el único problema. Otro colateral es que muchos conductores tienen que dar infinidad de vueltas, meterse por una calle y salir por otra, cuando se trata de llegar a su destino dentro del área supuestamente reordenada o entre los distritos de San Isidro y Lince. Eso ocurre con varias arterias que se encuentran ubicadas entre las avenidas Javier Prado y Dos de Mayo, principalmente.

Tanto estos desvíos como otros son muestra de que la autoridad edil se preocupó por reordenar el tránsito en la Javier Prado, pero descuidó las avenidas y calles colindantes. En pocas palabras, por vestir un santo se desvistieron otros. Una mala señal de que las cosas no se hicieron como debería ser. Me pregunto, cuesta tanto dejarla en manos de los expertos como ocurre en otras ciudades del exterior con similares problemas? ¿Acaso cuesta tanto hacer las cosas bien y completas? Veamos el siguiente video para tener una idea exacta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: