Congreso: una raya más…

22 Dic
Por la patria...

Por la patria…o por la…?

Malas Costumbres

por Víctor (Chacho) Cortés

Sa. 22 dic. 2012. Alguien puede justificar y defender a los congresistas por aumentarse el sueldo vía gastos operativos, de 7,500 a 15 mil soles a partir de enero del próximo año. Creo que no. Es más, estoy convencido que si se incluye la pregunta en una próxima encuesta, el grueso de los entrevistados rechazaría el aumento como ocurre actualmente en cualquier conversación.

Y es que, en verdad, nadie acepta que los parlamentarios se incrementen los sueldos así sea en mil soles. Para nada. Está tan desprestigiado el Legislativo que hasta me atrevería a afirmar que la mayoría de la población votaría porque lo cierren. O, en todo caso, que se reduzca el número de parlamentarios a su mínima expresión.

Sin embargo, la “clase política” no piensa así. Aprovechando las fiestas de Navidad y Año Nuevo decidieron duplicarse el sueldo y punto. No importa si les cae un cataclismo, les da igual. Tan “cara dura” son que no solo justifican el incremento señalando que los 7,500 que reciben no les alcanza porque “siempre chocamos con nuestros sueldos” para mil compromisos que tienen. Por ejemplo, cuando los hacen “padrinos” o “madrinas” de promociones, bautizos, promociones, etc. O debido a los gastos que les ocasiona sus viajes de “representación”.

Es más, muchos están convencidos que dicho incremento es de “vital importancia para “ejercer mejor la labor de representación” y mejorar su alicaída imagen, para que la población no los vea como un Congreso de comechados, incapaces y aprovechados.

Otros más atrevidos persisten en hacer creer que el Congreso es el non plus ultra de la democracia. Tanto que hasta se dan el lujo de presentar proyectos para aumentar el número de parlamentarios. O para crear otra cámara más, la del Senado, o “cámara reflexiva”, le llaman.

Pero en el caso de su disfrazado aumento de sueldo sostienen que el Congreso dará un vuelco de 180 grados y “el pueblo lo sentirá como suyo y los aplaudirá”. Necesitamos la plata para ser un buen Congreso, parecen decir.

No dudo que la labor de un Congreso es importante y seguramente a varios muy bien intencionados les demanda mucho trabajo y así lo asumen. Quizá con responsabilidad y modestia. Pero esos son los pocos. La mayoría no actúa así. Ni siquiera piden la palabra para decir “abran las ventanas que hace calor”. Es decir, no cumplen con lo más elemental de un Parlamento: hablar.

Menos se preocupan en ejercer lo que viene a ser su función por antonomasia: el dar las mejores leyes, que implica riguroso estudio y análisis. Así como eliminar la maraña actual de normas obsoletas y contradictorias que todavía se mantienen, retomando así ese trabajo de hormiga que realizó en la legislatura pasada el ahora ex congresista Santiago Fujimori y que permitió eliminar algo de 8 mil leyes inservibles.

Pero no, lo principal para ellos es lo que han llamado la “representación”, es decir, mantener el contacto con sus electores, lo que implica viajes y hasta regalos, para asegurarse la reelección.

Recurren pues a una falacia, a un artilugio porque todos sabemos que la representación está implícita desde el momento en que se elije a una autoridad. Lo que sucede es que con el devenir del tiempo, estos se adocenan y se apoltronan en sus asientos como si ya hubiesen conquistado el Everest y no tengan más que hacer. Lo que debió ser el inicio del ejercicio de una función se convierte para ellos en el final, en la meta, en el logro de su objetivo. “Y ahora a descansar”, parecen decir. Pero como las críticas arrecian luego, entonces recurren al argumento de: necesitamos más dinero para ejercer seguir representándolos. Así de simple.

Pero todo esto es una falacia. Porque si bien a los parlamentarios se les elije en sus regiones, sin embargo, una vez que salen elegidos representan no a su región sino al país. Por eso se habla de Congreso Nacional o representación nacional.

Esa distorsión es la que existe hoy y que constituye la base del sustento de su aumento.  Algo inverosímil, pero así es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: