Villarán: carrera contra el tiempo

17 Nov

Alcaldesa de Lima: Susana Villarán (F.Internet)

Promotor de revocatoria: Marco Tulio Gutiérrez (F.Internet)

Malas Costumbres

por Chacho Cortés

Sa.17 nov. 2012. Ha hecho bien la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, al aceptar la decisión del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para que la revocatoria sea el 17 de marzo del próximo año.

Aunque no le quedaba otra alternativa, su actitud contrasta con la mostrada hasta hace poco, cuando tanto ella como sus más íntimos colaboradores, la emprendieron contra el JNE.

Recordemos que mientras Villarán se llenaba la boca diciendo que es una demócrata y que siempre lo fue (¿?), sus más cercanos escuderos, entre ellos el teniente alcalde, Eduardo Zegarra, se lanzaron como fieras contra los miembros del JNE por fijar “una fecha inapropiada” y acusándolos de incapaces y exigiendo su destitución. Es más, Zegarra hasta lanzó la bravata de denunciarlos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Hay que tener claro, sin embargo, que si el proceso de revocación continuó, no fue por la “maldad” del JNE que logró desbaratar esa burda artimaña del Reniec (Registro Nacional de Identificación y Estado Civil) de cambiarle la fecha de entrega de planillones a los revocadores con el fin de abortar dicho proceso. O porque los miembros del JNE son unos vendidos, incapaces o lo que sea.

En realidad, la revocación prosperó por culpa de la misma Susana Villarán, que durante buen tiempo mostró incapacidad para gobernar la ciudad capital. Así de simple.

Claro, sus seguidores pueden arguir, como lo han hecho, que todo responde a una campaña “muy bien orquestada” desde el primer día que asumió el cargo, y que ellos representan “una gestión honesta, transparente, ajena a coimas y malos manejos”. Puede ser.

O señalar que detrás de los revocadores está el ex alcalde Luis Castañeda, que no quiere que se investigue el negociado alrededor de esa empresa fantasma Comunicore. O desgañitarse diciendo que en la recolección de firmas ha corrido mucha plata. Que muchas firmas se compraron o fueron “fabricadas” como las de Perú Posible. O que Marco Tulio Gutiérrez es un tal por cual, “que solo busca llenarse los bolsillos”, etc., etc.

La pregunta es, ¿y qué hicieron para evitarlo? Para cualquier persona, con dos dedos de frente, toda esa campaña en su contra se hubiera desbaratado si Villarán hubiese demostrado, desde el primer día, eficiencia y eficacia en la gestión edil. Pero no lo hizo. Más bien se la pasó criticando al “mudo” Castañeda y, en lugar de esforzarse por demostrar más eficiencia que la administración anterior. Ni siquiera se “montó” sobre las obras de Castañeda y las continuó en silencio, corrigiendo aquello que había que corregir. Pero eso lo hizo después. Pretendió sepultar los hospitales de la Solidaridad o anexarlos al Ministerio de Salud. Es decir, para convertirlos en parte de ese paquidermo inútil que engaña a la gente ofreciendo servicios de mala muerte bajo el precepto de “salud gratuita”. O cosas por el estilo. Criticó el transporte Metropolitano y lo ha tenido que continuar. Paralizó obras (túnel SJL-Rímac, el mismo Mercado Mayorista de Santa Anita, etc.), e hizo mal otras (como la recuperación de la playa La Herradura, etc., etc.)

Por supuesto, en el camino hasta prometió a las meretrices de Lima, crear una “zona rosa” y se le vio en marchas por la igualdad de género o apoyando los derechos de los homosexuales. Pero mientras eso sucedía, muchos parques y áreas verdes se siguieron secando por falta de riego y todo Lima continuó llenándose de ambulantes y basura. ¿Y obras? Nones. Es decir, mostró orfandad y más que un equipo técnico, puso al desnudo a un grupo de gente improvisada, “en proceso de aprendizaje”, que pretendía manejar la municipalidad como si fuera su oenegé. Pero sobre todo, le desbordó la soberbia y le faltó espíritu autocrítico para reconocer sus errores, como recién ahora parece hacerlo.

En síntesis, Villarán perdió tiempo y acumuló descontento. La revocatoria, que por primera vez se dará en Lima como capital provincial, es el resultado de esto y no un invento del malo de Gutiérrez y los revocadores.

Ahora bien, se trata de un proceso que le costará al país, de seguro, más de los 70 millones de soles presupuestados (en el Estado los costos siempre se inflan). Un lujo que no debió darse porque el Perú tiene más urgencias que atender. Pero como suele decirse, “es el costo de la democracia”. Se trata de un proceso amparado por la Constitución y la Ley de Derechos de Participación y Control Ciudadanos – Ley Nº 26300.

Una norma enrevesada y con una serie de triquiñuelas, es cierto, porque así, en el supuesto de que sea revocada, la sucederá el accesitario de su mismo grupo político, hasta que se convoque a nuevas elecciones. Bueno, pero eso es culpa de los congresistas que desviaron el “misil legal” que iba dirigido a ellos, y así lo han mantenido, sin modificación alguna. Distinto, por ejemplo, a lo que ocurre en otros países, en donde el que sale revocado se va y asume la otra lista y punto. Pero bueno, estamos en el Perú.

En consecuencia, no son los revocadores los responsables de esta situación. Pero insisto, ojalá que a la alcaldesa y su equipo le sirva de lección, y de aquí a marzo se esmeren en hacer las cosas bien. No solo en admitir errores, sino en tratar de corregirlos. No en colocar primeras piedras sino en inaugurar obras, reales, concretas y bien hechas. Obras que no sean producto del apuro ni prolongación de la improvisación. Y para eso tampoco es necesario que le pongan cortapizas legales. Dejémoslo así y ojalá que en esta carrera contra el tiempo las cosas mejoren. Por el bien de Lima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: