El despropósito de Gordillo

31 Ago

Ojo Avixor

 

Alcalde de Breña, José Gordillo. (F. Internet)

Vi 31 ago. 2012. El alcalde aprista del distrito de Breña, José Gordillo, condecoró póstumamente con la Medalla Cívica del distrito, nada menos que al dictador norcoreano Kim Jong-il “…por su brillante trayectoria profesional al servicio de la comunidad” (así reza el Acuerdo de Concejo Nº 021-2012).

Parece un chiste ¿no?, pero es verdad. ¡Imagínense! entregar una condecoración a un dictador, considerado mundialmente como el más grande violador de los derechos humanos y gestor de una de las más agresivas carreras armamentistas y fabricante de bombas nucleares a raudales, que se haya conocido. A todas luces se trata de una estupidez colosal.

Esto ocurrió ayer. Sin embargo, ante la andanada de palos que le cayeron, inclusive de su mismo partido (el congresista aprista Javier Velásquez Quequén la calificó de “un despropósito completo”), hoy el mismo Gordillo se vio obligado a retirar dicha condecoración. Vale decir, se rectificó, dio marcha atrás.

Explicó, sin embargo, que la condecoración respondió al apoyo brindado por el gobierno de Corea del norte a su gestión en materia de salud. “Fue por el apoyo que recibimos en salud; tenemos apoyo de médicos acupunturistas, no compartimos los temas ideológicos”, dijo.

Sea cual fuere, el motivo, razón o circunstancia, lo cierto es que no debió darse. En todo caso, un agradecimiento formal, protocolar “por el apoyo recibido”, bastaba. Pero de ahí a entregar la medalla cívica del distrito, por más pequeño que éste sea, no tiene sentido.  A mi modo de ver, el borgomaestre no calculó políticamente su implicancia y preparó su fiesta con antelación.  Sí, así como lo lee, pues si bien dicha comuna expidió el acuerdo el 17 de agosto último, éste en realidad había sido aprobado por votación unánime del Cuerpo de Regidores en febrero de este año, según informa El Comercio, es decir hace siete meses, dos meses después de la muerte del dictador Kim Jong-il, ocurrida el 17 de diciembre del año pasado, a la edad de 69 años. Pero felizmente, las críticas le terminaron de aguar la fiesta. ¡A buena hora!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: