¡Mistura va!

25 Ago

Ojo Avizor

Variedad de productos nacionales

Por Chacho Cortés

Sa. 25 ago. 2012.  No hay vuelta que darle. El grupo de vecinos de Jesús María que se opone a la realización de la feria Mistura en el Campo de Marte, tiene razón. No solo por el hecho de que la presencia de miles de personas en dicho certamen gastronómica les podría alterar su derecho a la tranquilidad, al sosiego, sino porque consideran que con esto se está violando la Ley 16979, vigente desde el año 1968, que declaró intangible el Campo de Marte.

Efectivamente, dicha norma, que muchos no conocíamos, señala expresamente en su artículo 2: “Queda excluido el Campo de Marte como lugar de toda clase de juegos recreativos, de exposiciones y ventas de productos comerciales e industriales, así como de toda construcción que reduzca o afecte su área y la perspectiva de su belleza urbana”.

Más claro, solo el agua. En consecuencia, ese grupo de vecinos tiene razón. Además, porque –como señalan– no solo están protegiendo uno de los pocos “pulmones” que tiene  Lima, sino además, su “campo de refugio” ante la eventualidad de un terremoto u otro tipo de catástrofe.

Campo de Marte, más espacioso

No obstante, a pesar que su demanda tiene sustento, dicha norma no precisa, aunque se sobreentiende, que se refiere a actividades permanentes que le cambien radicalmente y por siempre, el sentido  y la fisonomía a esa zona. Por otro lado, me preocupa el hecho de que los demandantes hayan esperado recién ahora para reclamar. ¿Por qué  no lo hicieron hace cuatro o cinco meses antes, apenas se conoció que Mistura se iba a realizar en ese espacio y que la Sociedad de Gastronomía (Apega) había firmado un convenio con la municipalidad local? ¿O acaso lo que realmente quieren es perjudicar económicamente a Apega, haciéndole invertir en los trabajos para después “aguarles la fiesta”? ¿Por qué no dieron a conocer esa ley antes y hasta hubieran marchado al Congreso para impedirlo? Estaban a tiempo. Igualmente, ¿Por qué, pregunto, han permitido que, durante años, en ese mismo lugar funcione, ojo, en forma PERMANENTE, una feria de artesanía y otros productos, algo que no ocurrirá con Mistura que apenas estará ahi dos semanas? ¿Por qué ese grupo de protestantes no hizo lo mismo cuando se realizó en ese lugar la final del Rally Dacar 2012? ¿Por qué entonces no protestaron? Y finalmente, ¿por qué permiten que se realicen manifestaciones políticas, sindicales, y hasta desfiles en esa “zona intangible”?  ¿Acaso, no es eso una maldad o qué es? Si no es eso, a todas luces es un despropósito.

Variedad de productos

¡A comer!

Además, la protesta se presta a sospecha, tratándose de un certamen que tiene alcance nacional e internacional (esta vez contará con la participación de delegaciones de 25 países). Y, por último, que se trata de un certamen que cuenta con todas las garantías en su organización, en donde nada es improvisado. Todo responde a una planificación y a tiempos en su ejecución. Es más, existe el compromiso, tal como lo consigna Apega en un comunicado, de devolverle al Campo de Marte, al término del certamen, toda su prestancia y mejorarlo aún más.

En síntesis, el “caso” Mistura, no será como Conga. Y si algo bueno podemos extraer de esta protesta, es que al término de la feria gastronómica, los vecinos de Jesús María serán los primeros beneficiados al recibir un Campo de Marte remodelado y con mejores servicios para el público. Es decir, se habrán ganado un poroto. Lo importante es que Mistura va. Salvo mejor parecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: