Cinco años de desidia

15 Ago

Ojo Avizor

Por Chacho Cortés

Pisco. Como si el tiempo se hubiera detenido (F.Internet)

Mi 15 ago. 2012. Se han cumplido, efectivamente, cinco años del terremoto de Ica que cobró la vida de unas 600 personas y destruyó buena parte de la infraestructura de ese departamento sureño. Sin embargo, ya es conocido que pese al tiempo transcurrido, es poco lo que se ha avanzado en su reconstrucción.

Muy por el contrario, muchos de los pobladores de Ica, Pisco, Tambo de Mora, Chincha, etc., siguen habitando viviendas precarias, de tripley con techos de plástico o calaminas, mientras otras familias siguen ocupando las mismas carpas, más desgastadas ahora, que les entregaron cuando se produjo la tragedia… hace ¡Cinco años!! ¿Se imaginan? Pero esa es la cruda realidad.

Para muchos damnificados su situación no ha variado. Más bien, da la impresión que el terremoto hubiese ocurrido ayer o que el tiempo se hubiera detenido para ellas.

Recuerdo que tras el cataclismo, la solidaridad nacional e internacional no se hizo esperar. Hubo donaciones en ropa, abrigo, alimentos, carpas y también en dinero contante y sonante por varios millones de dólares por parte de la comunidad mundial. ¿Dónde fue a parar todo eso? No lo sabemos.

Pero así como hubo solidaridad, también hubo pillaje y robos a granel, y que tuvieron como escudo el estado de emergencia que dio entonces el gobierno para facilitar la adquisición de bienes y la ejecución de obras. Así, uno de los casos más sonado fue el protagonizado por funcionarios del Seguro Integral de Salud (SIS), que lucraron con la desgracia ajena, sobrevaluando los alimentos y prendas que entregaban a las familias damnificadas.

Hoy se sabe que no fue el único. Incluso, se ha mencionado la fuga de un alcalde de Chincha con dos millones de soles que recibió y que estaba destinada para obras.

Estuve en dos oportunidades en Ica y pude constatar el gran esfuerzo desplegado por personal de la Cruz Roja, bomberos y algunas oenegés extranjeras para repartir lo que tenían y organizar mejor a las familias afectadas.

Entonces, era la oportunidad para reconstruir, con un poco de inteligencia y planificación, toda la zona, reubicando con orden y en mejores condiciones a miles de familias, especialmente las de Pisco playa y Tambo de Mora, donde casi la totalidad de viviendas habían colapsado por la bravura del mar.

Pero el gobierno no hizo nada de eso. Ni siquiera movilizó a los militares para organizaar mejor a la población. Más bien, se dedicó a repartir dinero mediante bonos, que al final los mismos damnificados lo gastaron en otras cosas. Creó el Forsur (Fondo para la Reconstrucción del Sur) que se convirtió, en un primer momento, en el botín más preciado por regionalistas envidiosos que no fueron convocados y que creían que “ahí estaba la plata”. Luego, como nada de eso ocurrió, lo convirtieron en el patito feo que hay que eliminar, y por eso “lo petardearon”.

Recuerdo que me encontré con el ingeniero Julio Kuroiwa quien estaba con un equipo de especialistas extranjeros analizando la situación. Le comenté que sería importante reubicar en otro lugar a las familias de Pisco playa, por el serio peligro que corrían.  Me respondió que sí, pero que estaban en estudio y que se lo alcanzarían al gobierno.

Por supuesto, de ahí no supe más de Kuroiwa ni de su estudio. Pero lo cierto es que tanto los habitantes de Pisco playa como Tambo de Mora siguen en el mismo lugar. Ahí donde sus viviendas fueron prácticamente devoradas por el mar, ellos han vuelto a habitarlas, refaccionándolas un poquito, pero nada más. Es decir, todo sigue como antes: consumidos por la desidia de unos y la sinvergonzonería de otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: