Turismo: urge cambio de visión

7 Ago
Comportamiento que ofende a visitantes nacionales y extranjeros

Ojo Avizor

Por Chacho Cortés

Ma. 07 ago. 2012. La futura construcción del Aeropuerto Internacional de Chincheros, Cusco, anunciada por el presidente Ollanta Humala en su mensaje del 28 de julio último, es una buena iniciativa. Pero no es nueva. Los cusqueños y en particular los chincheranos o chinchereños lo vienen reclamando por lo menos hace 40 años y no 20, como señalan algunos.

Lamentablemente, por razones diversas el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, ese terrible paquidermo que es parte del Estado peruano, siempre tuvo alguna razón ¿o pretexto? para no sacarlo adelante.4

Pero bueno, al parecer, las cosas han cambiado, para bien, y de concretarse, con previa expropiación y el pago del justiprecio por los terrenos, de aquí a 5 años tendremos un nuevo aeropuerto internacional.

¿Qué enseñanza deberíamos extraer de esto?  Aparte de que habrá vuelos directos de todas partes del mundo al Cusco sin pasar por Lima y sin llegar al Velasco Astete (Cusco) que ya “queda chico”? Que habrá más trabajo para los lugareños y mayores ingresos tanto para los operadores turísticos (hoteles, restaurantes, comercios etc.), como para el fisco y el gobierno regional, etc., etc.? Todos se beneficiarán.

Pero lo realmente importante es que habremos dado un paso adelante en ese cambio de visión que necesitamos tener y reforzar en la actualidad y a futuro, para hacer del Turismo una fuente generado de ingresos importantes.

Y para ello hay que aprender de las enseñanzas de los países desarrollados y en especial de los europeos: Francia, España, Italia, Gran Bretaña, entre otros. Cuando sus autoridades se dieron cuenta, hace ya muchas décadas, que eran herederos directos de la civilización occidental y que debajo de sus pies había una tremenda historia, comenzaron a valorarla, rescatarla, cuidarla y encumbrarla. Y por eso hoy reciben 70, 50, 40 y 28 millones de turistas al año, respectivamente (cifras 2010). ¡Se imaginan! Una cantidad enorme, ¡Descomunal! ¿Qué tiene que hacer el Perú con sus apenas 2.5 millones de turistas anuales? ¡Nada!. No llegamos ni siquiera al 10% de esos países. El terrorismo nos hundió más de una dècada, sin duda.

Bien, pero hoy no basta con decir estamos creciendo. “Nuestra economía está bien y punto”. Tampoco basta afirmar quetenemos Recursos Naturales e historia. Los tenemos y probablemente a montones. Necesitamos impulsar muchísimo más: 1) Inversión en infraestructura, pues adolecemos un déficit terrible en vías de comunicación, carreteras, caminos, transporte, etc., calculado en unos 30 mil millones de dólares de inversión. 2) Servicios a raudales y, paralelamente a todo lo anterior, 3) Educación en cantidades industriales, y que en conjunto forman el entorno y los mecanismos facilitadores de esta actividad y de muchas otras.

Algunos dirán que la preocupación de las autoridades es mejorar las condiciones de vida internas de la gente. Y es cierto. Pero una cosa no se contrapone a la otra. En todo caso, aún cuando se complementan, mirar solo “adentro” es una visión autárquica. Mientras que mirar hacia “afuera” es una visión global.

Para ser simple, ¿qué hace la gente cuando va a recibir una visita en casa? Arregla la casa, alista a los chicos y prepara un buen almuerzo o una buena cena, ¿no es así?

Eso es precisamente lo que implica ese cambio de visión. Prepararse todos los días como si recibiera visitas y ofrecerles lo mejor: arreglar la casa y arreglarnos nosotros. Y para eso tenemos que guiarnos por el camino trazado por los países desarrollados y en especial los europeos. No hay mucho que inventar. En todo caso recrear.

Las autoridades tienen en esta tarea, en este cambio de visión, la prioridad. Pero no solo ellos. Los habitantes de un pueblo, un distrito, una provincia o una región también tienen un papel que cumplir. Porque, pregunto, acaso desde el momento mismo en que no saben tratar a su gente, no se están descalificando para tratar al visitante nacional, o sea a nosotros mismos, y extranjero?

Entonces no se trata tampoco ni únicamente de mejorar la infraestructura (pistas, veredas, calles, plazas, etc.,) para uso exclusivamente de los residentes, sino para quienes nos vienen a ver, incluso nuestros connacionales visitantes. Y muchas veces todo ello se aprende: aprendiendo a pensar, a hacer y a mostrar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: