Debería dejar la alcaldía

30 Mar
Alcalde Juan Sotomayor

Malas Costumbres

Vi 30 mar. 2012. No sé qué esperan los regidores de la municipalidad del Callao, para convocar a una sesión extraordinaria de concejo y separar del cargo de alcalde a Juan Sotomayor. Al menos, mientras duren las investigaciones fiscales y judiciales que lo vinculan con una red mafiosa de interceptaciones telefónicas (chuponeo) en agravio del titular de la región Félix Moreno y otras autoridades de su propio partido.

Claro, lo lógico y sensato hubiera sido que fuese el mismo Sotomayor quien tomara la iniciativa y renuncie a la alcaldía con la misma celeridad con que “renunció” a su militancia partidaria en Chim Pum Callao, apenas se enteró que lo iban a botar.

Después de todo, la renuncia al partido solo les interesa a sus militantes y a unos cuantos más. En cambio, el dejar la alcaldía tendría un significado mayor para la población chalaca y para el país. Sería una forma de demostrar realmente que “ni la debe ni le teme” a cualquier investigación.

Pero, por lo que veo, nada de eso va a ocurrir. Ni a los regidores parece interesarles ni Sotomayor se siente aludido y tampoco quiere dejar el cargo. La única cabeza que ha rodado hasta el momento es la del ex futbolista Roberto Martínez, quien se desempeñaba como gerente de Servicios Sociales de la municipalidad chalaca hasta que Sotomayor decidió echarlo, quizá pensando que con esto volteaba la página.

Pero todo el mundo sabe que Roberto Martínez no es el único involucrado en este affaire. Él ha sido el primero en caer en desgracia porque en la grabación se le escucha coordinando con el fin de conseguir la pronta excarcelación de Ernesto Torres Escalante, el hombre que aparentemente dirigía el chuponeo y que al estar preso por otro motivo (manejar ebrio, portar un arma sin licencia y un buen fajo de billetes), obligó a suspender las interceptaciones, pues la red mafiosa no contaba con otra persona de confianza para hacerlo.

Pero el video muestra también a Roberto Martínez coordinando por teléfono con el alcalde Sotomayor, quien en ese momento se encontraba en España, y a quien le informa de algunos hechos relacionados a la situación de Torres.

Este solo indicio y seguramente otros más que están en manos de la Fiscalía y que saldrán a la luz tarde o temprano, deberían bastar para que el burgomaestre chalaco renuncie. No obstante, esto no ha ocurrido y todo indica que tampoco ocurrirá.

En el Perú se es demasiado concesivo en estas cosas, algo que no ocurre. por ejemplo, en Japón, donde por cualquier pequeño indicio, una autoridad deja el cargo inmediatamente. Y si es culpable hasta termina haciéndose el harakiri.

No tengo dudas que lo visto y escuchado hasta ahora sobre este caso es apenas la punta del iceberg. Esto significa que todavía hay “mucho pan que rebanar”. No obstante, estoy convencido también que muchas cosas no se conocerán jamás. Y, probablemente pase igual que en el caso BTR, en donde solo los operadores (Elías Ponce Feijóo y Carlos Tomasio) terminan presos, pero quienes los contrataron para chuponear, no aparezcan nunca. Se repetirá entonces ese viejo dicho de que siempre la cadena se rompe por el eslabón más débil, mientras los “peces gordos” seguirán disfrutando de libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: