Apresuramientos peligrosos

22 Mar

Ojo Avizor

Río Rímac

Ju. 22 mar. 2012. Leí en el diario Correo que una pista construida por encargo de la municipalidad de Lima a orillas del río Rímac, prácticamente ha sido arrasada por el aumento del caudal del río.

Dicha pista, que forma parte del proyecto “Vía Parque Rímac” –de 400 metros de largo por 20 de ancho y cuya construcción está a cargo de la firma brasilera OAS–, se encontraba afirmada y a punto de ser asfaltada, cuando la crecida de las aguas, la borró del mapa.

Estamos pues ante otro desastre de la gestión de la alcaldesa Villarán en donde se repiten errores de este tipo. Si ayer fue la ola que se llevó la arena del balneario La Herradura, hoy es el río Rímac el que se lleva una pista.

Las obras en La Herradura, por ejemplo, debieron iniciarse en abril o mayo del año pasado (como debería ser todo lo relacionado a la Costa Verde), y no en octubre, como ocurrió. En el caso del río Rímac, sabemos que su caudal aumenta en estos meses de verano, pues las intensas lluvias en la sierra así lo determinan. Entonces, ¿por qué insistir en iniciar las obras en enero, cuando el caudal del río aumenta significativamente y hasta se convierte en una amenaza para la población ribereña, por los desbordes?

La única explicación que encuentro está en la actitud desesperada y el apuro de la alcaldesa Villarán por “hacer obra” para revertir el tremendo descontento de la población con su gestión y sortear así el proceso de revocatoria en su contra.

Porque no otra explicación tiene que obras que deben hacerse después de rigurosos estudios y en determinados periodos, como es el caso, se tengan que adelantar o avanzar apuradamente, para permitirle a alcaldesa Villarán “dormir tranquila”.

Hay que recordar que Villarán inició su gestión con 47% de aprobación. Sin embargo, a medida que pasó el tiempo ésta fue descendiendo, mientras su desaprobación crecía día a día. Tanto así que en octubre del 2011 el 77% la desaprobaba y para enero de este año el rechazo llegaba al 85%. Es decir, estaba “en caída libre”.

Después de tremendos golpes contra la pared (“a cocachos aprendí”) y forzada por la realidad, Villarán no le quedó más remedio que hacer cambios en su discurso y también al interior de su equipo, retirando a unos pocos y “rotando” a otros. Pasó entonces del discurso ideologizado y de la palabrería, a las acciones concretas y en particular, a preocuparse por hacer obras, algo que el público le demandaba hacía rato.

Sin duda estos cambios han resultado positivos y tal como lo mencioné en una nota anterior, le están permitiendo subir en las encuestas, aunque sea de puntito en puntito. Empero, también hay que decirlo, con ese “nuevo estilo” de hacer apresurada las cosas, solo habrá conseguido triunfos pírricos. A la larga, dichas obras tendrán que hacerse de nuevo, lo que significará mayores gastos y que sea el vecino quien termine pagando los platos rotos, por un apresuramiento injustificado y destinado a lavarle la cara a su gestión, “cueste lo que cueste”.

Anuncios

2 comentarios to “Apresuramientos peligrosos”

  1. Mirtha Molgora de Barco 22 de marzo de 2012 a 9:09 pm #

    claro perdio tanto tiempo en criticar al anterior alcalde, que ahora quiere recuperar el tiempo a como de lugar. que me dices del corredor bajo el rio rimac???????

    • Victor (Chacho) Cortés 23 de marzo de 2012 a 10:37 am #

      Hola Mirtha, bueno habría que estudiar ese proyecto y otros que sé existen. En términos generales, por el plano que he visto, parece un buen estudio de los franceses, pero hay que verlo en profundidad.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: