Pronta investigación

9 Mar
Toneladas de libros quemados (web)

Ojo Avizor

Vi o9 mar. 2012. Lo acabo de leer en la web. Las pérdidas por el incendio en los almacenes del Ministerio de Educación (Minedu) ascienden a 280 millones de soles. ¡Un chupo de plata! No me imaginé esa cifra. Mientras hacía la nota anterior me preguntaba a cuánto ascenderán las pérdidas. Y me respondía: por lo menos unos diez o 20 millones de soles.

La verdad que me ha dejado perplejo, turulato y hasta medio idiota (más de lo que soy, de repente) al leer este monto. Es un chupo de dinero. Una cifra de escándalo. Al principio no lo podía creer. Lo tuve que leer dos veces. ¿Qué se quemó? ¿Qué hace tan abultado el monto? La ministra lo ha dicho: El incendio consumió 500 mil textos escolares en su mayoría de educación inicial, 40 mil computadoras portátiles, 21 mil notebooks y 6 mil paneles solares. Sin contar muebles y otros enseres.

Pero ahí no radica todo.  Lo peor está en que la empresa aseguradora solo cubrirá lo equivalente a 40 millones de dólares (108 millones de soles). Esto quiere decir que, una vez más, el Estado “regalón”, “dadivoso”, el estado “saco roto”, el estado ciego y “pierde juicios”, etcétera, etcétera, se llevará la peor parte y tendrá que cubrir la friolera de 172 millones de soles restantes.

Ahora con mayor razón me pregunto qué hacían allí esa enorme cantidad de libros y computadoras cuando las clases ya han comenzado en muchos lugares, incluyendo a localidades lejanas de la sierra y selva.

La ministra de Educación, Patricia Salas, quien en todo momento ha mostrado su indignación, ha señalado que dicho material iba a ser enviado “en los próximos días” a los colegios de Loreto, Madre de Dios y Ucayali, pero hubo retraso debido a las dificultades de acceso provocado por lluvias intensas y otros efectos de la naturaleza. Algo parecido dijo el viceministro, “en los próximos días”…Vaya usted a saber cuándo.

De todas maneras, lo ocurrido merece una investigación profunda y pronta. Tanto para descartar si el incendio no se debió a la actitud negligente de algún burócrata y evitar así cualquier suspicacia o maledicencia, como por una acción saludable y de necesaria transparencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: