¿Incendio con cola?

9 Mar

Ojo Avizor

Foto Edgar Vizcardo

Vi.09 mar. 2012. Todo acontecimiento importante que sucede en la ciudad debería llevarnos a extraer sus

enseñanzas. Si son positivas para repetirlas y si no lo son para no volver a cometer errores. Esa debería ser la lógica.

Así por ejemplo, el pavoroso incendio desatado anoche (jueves 08) en un depósito de materiales educativos del Ministerio de Educación (Mindedu) debería hacernos revalorar el papel de los bomberos que no sólo lograron controlar el fuego después de diez horas de infatigable labor, sino evitaron que éste se propague a un surtidor de combustible y a una fábrica de pintura, con lo cual evitaron un desastre mucho mayor.

Positivo también el papel de la policía, sin duda. Incluso, importante el papel cumplido por la empresa estatal Sedapal, que según los bomberos, actuó esta vez de manera coordinada y se preocupó por dotar de mayor presión de agua a los surtidores.  Por supuesto, no faltaron los curiosos que como siempre pugnaron por acercarse a la zona de peligro “para ver mejor”. O indolentes conductores que violaron la cinta amarilla para hacer “su recorrido habitual” o pasaron por debajo del puente de la Av. Tingo María sin respetar la prohibición.  En fin, hubo de todo.

Igual en cuanto al incendio. Aunque todavía es temprano para calcular las pérdidas, se presume que estas son enormes, gigantescas, diría. Se sabe que se trata de miles de libros, cuadernos, computadoras, etc., que fueron devorados por las llamas y que estaban destinados a los colegios estatales del interior del país.

Obviamente, las investigaciones determinarán el origen del siniestro. Si, en efecto se trató de un corto circuito, como se señala, en cuyo caso, habría que conocer por qué no se hizo el mantenimiento previo si los cables estaban viejos o venían recibiendo sobrecarga. E incluso si el mencionado almacén tenía personal especializado para estos menesteres, aunque lo dudo mucho.

La pregunta que me hago es ¿qué hacían esos miles de libros ahí guardados, cuando las clases en los colegios estatales comenzaron el miércoles de la semana pasada, tal como el mismo ministerio lo ha establecido? Es lógico suponer que hace rato dichos libros debieron estar en las oficinas descentralizadas del ministerio, en las unidades de gestión educativa (UGE), o quizá en los organismos pertinentes.

Se podría argüir que en algunos departamentos (prefiero llamarlos así, a regiones) las clases se han retrasado y recién empiezan el 15 de marzo o probablemente el uno de abril o  quizá en mayo (mayor razón para que el Minedu reconsidere y vuelva al inicio de clases en abril), no lo sé. Pero sea cual fuere la explicación que se dé, se impone que esta sea veraz, transparente y se haga pública, como debe ser. Porque de probarse lo contrario, que los materiales quedaron allí por demora, por desidia o sabe Dios, significaría que la burocracia del Minedu tiene responsabilidad y es al propio Minedu al que le debe “caer la quincha”, por no enviar dichos materiales a tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: