¡Paren la bulla!

29 Ene

Tomado de internet

No sé si a estas alturas es este el titular correcto, o quizá este otro: ¿Quién para la bulla? Esto porque son las 4.30 de la madrugada y un sonido seco, persistente, monótono retumba en mis oídos y mi pecho, y termina por despertarme. Lo escuché a eso de las 10.30 de la noche cuando me metí “al sobre”, es decir, a la cama, pero estaba tan cansado que no le tomé importancia y me quedé dormido ipso facto. Pero ahora, gracias a ese sonido infernal y constante, como si fuera un martilleo, he terminado en el primer piso, sentando escribiendo “mi protesta”. Y la bulla no para.Todo lo contrario, continúa igual. Aunque con eso de que los decibeles disminuyen en la noche, el ruido se escucha mucho más alto. Pienso en cómo se sentirán las familias vecinas, porque el bullicio viene de un edificio del otro lado de mi calle, como a unos cien o ciento cincuenta metros, calculo.

Pero lo peor es que ni siquiera me llama a seguir el ritmo con los pies porque no lo tiene. Ni a tararear la canción o a seguir la melodía, porque tampoco existen. “Es la música del momento”, me digo. Esa música que no dice nada, no transmite nada o en todo caso muy poco. Llena de sonidos monocordes, sosos, sin variación alguna, y que aparte de despertarme, me lleva a pensar, por un lado, cómo toda esta “fiebre” de  construcción de edificios ha terminado por cambiar la fisonomía, las costumbres en mi barrio y de muchos barrios, sin duda, antes apacibles, súper tranquilos. Y por otro lado, lo impotente que resulta el serenazgo y la policía. “Un gasto inútil, pobre de ellos. No pueden con la delincuencia para lidiar con otros problemas”, me digo. Me imagino cómo será en los barrios populares, donde la ley no existe y los vecinos terminan como prisioneros de los jolgorios irrefrenables de las pandillas y cuanto mozalbete descerebrado existe. Algunos, me imagino, terminarán participando en las bullangas o resignados a soportarlas.

A estas alturas me pregunto y dónde están las autoridades municipalidades que no ponen coto a estos bullicios infernales? ¿Qué hacen los congresistas, aparte de huevear con supuestas luchas contra la corrupción? Claro, dirán que eso no es importante. Que ellos están abocados a solucionar problemas más transcendentes. O nos dirán cualquier otra cosa que se les ocurra o se les venga a la cabeza. Pero hagan algo, please. ¡Paren la bulla! ¡Déjennos dormir!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: